La solidaridad es el puente que nos une
A.M.A.P.
 
Departamento de Becas

SISTEMA DE BECAS DE AMAP “CASA DE LUXEMBURGO”

Actualmente AMAP cuenta con un sistema de becas por padrinazgo de 270 becados. Lo llamamos becas por padrinazgo porque una persona, generalmente residente del Gran Ducado de Luxemburgo, elige a un estudiante del barrio Bella Vista Oeste para ayudarlo económica y moralmente durante sus estudios.  El apoyo no es solamente monetario sino moral y anímico ya que a través de cartas (que son traducidas por la institución) padrinos y becados construyen  una relación personalizada que va más allá del pago de una beca. Los becados cuentan sus alegrías, tristezas, dificultades y logros. Los “padrinos” por su parte animan, estimulan, motivan y ayudan a sus “ahijados”.

Paralelamente AMAP realiza un seguimiento/acompañamiento del becado, quien debe presentar boletín de calificaciones periódicamente, el cual se escanea y se envía al padrino. También se los asesora respecto a sus estudios, se le brindan clases de apoyo y se vigila la integridad del estudiante, interviniendo muchas veces mediante el departamento de ayuda social para garantizarles las condiciones de vida mínimas e indispensables necesarias para sostener sus estudios.
 

Los becados, al ser socios participantes de la institución pueden recibir una serie de beneficios como acceder a artículos de librería, alimentos, ropa, calzado y medicamentos (a través de convenios que la institución posee con comercios del barrio).  También pueden realizar cursos y  talleres, utilizar nuestros consultorios y participar de las actividades de la Biblioteca y Club de Jóvenes.

 

El sistema de becas de AMAP "Casa de Luxemburgo", es anterior al origen de la institución y fue la actividad que impulsó su nacimiento. Hace más de 25 años un grupo de voluntarios que hacía trabajo comunitario en el barrio se encontró  con una voluntaria de Luxemburgo que estaba haciendo lo mismo y juntos decidieron crear dos instituciones asociadas: AMAP en Rosario y Hëlleffir Rosario (ayuda para Rosario) en Luxemburgo.

 

A partir de ese momento, un modesto grupo de 5 o  6 padrinos eligió apoyar  a una decena de chicos humildes en Rosario.  Llegando a tener hasta 360 becados. Hoy la crisis económica de Luxemburgo produjo la pérdida de muchos padrinos, por lo que actualmente unas 200 personas apadrinan a 270 estudiantes pero en 22 años de vida institucional han pasado por AMAP miles de becados y se han transformado miles de vidas.

 

La mayor parte de los empleados de AMAP son ex becados, encontrándose entre ellos, dos de los primeros becados: el actual administrador general de AMAP y la directora del jardín de infantes.  La decisión de formar nuestros equipos de trabajo con ex becados se debe a la intención de brindarles empleo, pero fundamentalmente de mantener el sentido de pertenencia y compromiso institucional.

 


Más allá de la ayuda económica que no deja de ser importante, lo destacable del sistema de becas de AMAP “Casa de Luxemburgo”  es que  hace sentir al becado como un privilegiado por el hecho de recibir apoyo desde un país tan lejano y a sus vez, inculca los principios de solidaridad que motivan la obra.


 

 

Enviar por mail